euskadicuba.org
 
indice e-c
 
 
 
 
 
 
 
2050
emakumeak
NOTICIAS
konpai
news
materiales
tas tas
escritos

 


Zona para socios/as
Bazkideentzako gunea

 
 

BILBAO
Prim 43
48006 Bilbao
telf.: 94 415 11 07
e-mail

VITORIA - GASTEIZ
Casa de Asoc. Simone de Beauvoir. San Ignacio de Loyola 8, 3º - oficina 4

01001 Vitoria - Gasteiz
telf.: 945 24 49 86

e-mail

 
 
  1 / 6 / 2010  
Noticias de Euskadi-Cuba / Euskadi-Cubako berriak

Euskadi-Cuba entrevistada en La Jiribilla

 

Encuentro con José Manzaneda, editor de Cubainformación
La campaña contra Cuba repite un lenguaje estandarizado
 
  
La Jiribilla.- Yinett Polanco • La Habana
 
 
A Cuba llegó por primera vez en 1993 y desde entonces su activismo a favor de la solidaridad con la mayor de las Antillas ha ido creciendo. Miembro de la asociación Euskadi-Cuba, José Manzaneda es en la actualidad coordinador del portal audiovisual www.cubainformacion.tv. Por su quehacer a favor de la difusión de la realidad cubana recibió recientemente la distinción Félix Elmuza, de la Unión de Periodistas de Cuba y en junio de 2009 la Medalla de la Amistad. Su más reciente visita a  la Isla tuvo  un amplio programa que  incluyó  una visita a  la sede  de La Jiribilla junto con los otros dos integrantes del equipo técnico audiovisual de Cubainformación Helena Bengoetxea, y Juan Carlos Verguizas, y la conversación giró fundamentalmente en torno al nacimiento de este sitio y la importancia de poner al descubierto los engranajes de las campañas mediáticas contra Cuba.

“El sitio nació de un proyecto creado por el grupo de solidaridad Euskadi Cuba, una de las muchas organizaciones de este tipo que hay. Teníamos un monto de dinero para hacerlo, y nos parecía que Internet por sus características de globalidad sería un buen espacio, por eso tratamos que no estuviera solamente dirigido a un público vasco. Finalmente también está hecho para un público relativamente específico, aquel al cual le interesa el tema Cuba y por eso intentamos que desde el Movimiento de Solidaridad se enteraran del proyecto y lo fueran asumiendo como una herramienta más avanzada, porque contiene cosas que antes eran impensables para un grupo de solidaridad: como tener unas cámaras de video con un equipo profesional, con una producción de video diaria, con un programa de radio semanal. Cada grupo tiene un blog o tiene una página web, pero un medio constante y que está todos los días creando cosas, eso no existía.

“Nos parecía que eso debía ser aprovechado para la imagen de Cuba y para el objetivo de acercar la realidad cubana con todos sus matices al mayor número de personas en el mundo. Entonces hicimos un llamado con la ayuda del ICAP y de varias organizaciones más. Dentro de los colectivos de solidaridad ya se ha constituido de una manera natural Cubainformación como la herramienta de comunicación del movimiento, sin que sea algo formal, a través de nosotros muchos colectivos están relacionándose un poquito más fácil. Nos movemos con el aporte de gente voluntaria de muchos colectivos: de Madrid, EE.UU., Buenos Aires, Italia, cubanos que residen en Ucrania.

“La red de organizaciones de cubanos residentes es muy importante ahora en el medio, hacen colaboraciones permanentes y además es la manera que tienen de visibilizarse, porque estas asociaciones son más nuevas que los movimientos de solidaridad, es prácticamente un movimiento que no tiene un año, puede haber alguno que tenga dos años, tres o cuatro; pero que estén articulándose como una especie de nuevo movimiento, eso es muy reciente; entonces Cubainformación ha servido para darles rostro también.

“En el último encuentro de cubanos residentes en Europa, desplazamos allí el set de televisión, hicimos entrevistas a un montón de organizaciones que tienen y a toda la gente invitada. Además, se grabaron todas las ponencias. De ese encuentro salieron casi 60 videos.”

En su página web tienen muy bien definidos los puntos básicos a través de los cuales se monta una campaña mediática contra nuestro país.

Eso surge a partir de los años de estar viendo, oyendo y leyendo la propaganda contra la Isla. Es resultado también de la experiencia del trabajo en la solidaridad, nosotros no comenzamos en este momento, sino que la Asociación Vasca de Cuba desde los años 90 ya editaba una revista, mucho más modesta, que al principio tenía cuatro páginas en blanco y negro, donde se recogían las actividades de la asociación y artículos de análisis. Entonces vas analizando, tomando nota de cómo funcionan los medios, y al final haces una especie de compendio de las grandes líneas temáticas, que es bien sencillo, es un esquema bastante definido, con siete u ocho puntos repasados constantemente.

Todo el tiempo la campaña contra Cuba repite un lenguaje estandarizado. Sacan de contexto determinados fenómenos, meten la lupa en algunos y la alejan de lo que no les interesa, seleccionan unos hechos o temas y obvian otros, censuran todos los grandes logros… Es un protocolo que van siguiendo, solo cambian las variantes aplicadas. De hecho, en ocasiones dices si vas a hacer un video: “Haré lo mismo que en el anterior”, porque siempre es la misma historia, solo varían los soportes: la tertulia, la noticia, la corresponsalía en La Habana. Ahora esta campaña ha aportado elementos nuevos, pero más que nada porque los actores de la batalla han sido nuevos, los huelguistas de hambre, incluso algunos artistas de la izquierda española que se han unido al asunto, o sea, hay como peones nuevos en el invento.

La anterior arremetida fue el 2003, aquella fue bastante dura, no sabría decir si más fuerte. Al menos fue más corta en el tiempo. Esta ha sido o la han sabido alargar mucho más. En aquel momento fue más traumática porque dividió más a la gente de la solidaridad.

En esta ocasión, la campaña ha sido más agresiva; pero ha conseguido dividir menos y de alguna manera nos ha tomado un poquitín más preparados. En ese sentido, el tema de tener algunas herramientas de información y las redes sociales han funcionado. Cubainformación ha servido al movimiento de solidaridad para tener algunas herramientas rápidas de respuesta. Es decir, si alguien está poniendo en duda lo que le ocurrió a esta persona o cualquier noticia, tienen un video o un artículo para explicarle a esa persona: “por lo menos infórmate y saca luego tus propias conclusiones”. Por ejemplo, un compañero de la Asociación de Amistad con Cuba de Sevilla me decía que en el 2003, en los primeros días tras el fusilamiento, dejaron el carné de la Asociación unas cuantas personas y, sin embargo, en esta ocasión no había ocurrido nada de eso porque inmediatamente tenían ya materiales de Cubainformación, y la gente tenía donde informarse.

¿Cuáles han sido las estrategias para posicionar el sitio?

Ahora estamos tratando de potenciar bastante el You Tube, allí subimos los videos de hasta 10 minutos, de 0 a 20 a Daylimotion, y todos a blip.tv, tenemos una cuenta en cada uno. Las que más se ven son las de You Tube, porque además son los videos más polémicos: los de análisis de medios, los más cercanos en el tiempo a la actualidad.

Hicimos una renovación de la página hace poquito y todo eso tratamos de hacerlo con la red del voluntariado. Ahora estamos subiendo todo el archivo de cosas propias gracias a un grupo de cinco personas, que viven en sitios remotos, y van subiendo los videos. Son cosas relativamente sencillas que las puede hacer gente con poca capacitación. El mayor handicap que tenemos son la gente más especializada en grabación y en edición, aunque dimos un taller en Madrid, donde se capacitaron tres personas, tres en Valencia, vino gente de otros lugares, luego en Málaga; pero básicamente esas son las que tienen posibilidades de concretar una colaboración estable. En Málaga propuse, si conseguían una cámara, hacer una serie de materiales con el periodista Carlos Tena. Las de Madrid ya lo están haciendo, las de Valencia también, de hecho con la visita de Enrique Ubieta prepararon tres videos. La presencia de este escritor cubano en España fue muy significativa, en particular la intervención en el programa de televisión 59 segundos. Era muy importante estar ahí, era el único espacio en el que podía haber una voz, no equilibrada, porque ya el terreno estaba un poco minado, pero sí una opción, una oportunidad para tener una cierta presencia, y creo que se aprovechó bastante bien por las tres personas que defendían a Cuba, pues los contrincantes eran muy malos, incluso la gente, los políticos profesionales, lo hicieron muy mal. Ese partido se ganó, pero venía precedido por horas de radio, televisión, páginas enteras de periódicos contrarios, pero fue importante. La gira sirvió a los colectivos de solidaridad para encauzar un poquito el malestar porque en estos momentos de ataque a Cuba necesitas estar activo, si no tienes la sensación de que es imposible, de no poder hacer nada.

¿De qué modo elaborar la agenda informativa de un medio como Cubainformación?

Hay que intentar tener un flujo de materiales constante. Algunos puedan ser más interesantes, otros menos, pero se debe ser constantes. Además hacer materiales únicos y tenerlos en diferentes soportes, en diferentes secciones, que no se encuentren en otro lugar y sean referentes para explicar determinadas cosas. Eso es lo fundamental y lo que demanda la gente.

En el campo de la información, muchas personas desconfían de los medios porque saben que si no mienten —desde luego, muchas veces lo hacen—, seleccionan lo que les interesa de la realidad y, por tanto, la construyen; pero muchas veces no tienen las herramientas, los elementos, las claves informativas para dar una opinión. Entonces tratamos de exponer algunas cuestiones que pueden ser incluso contradictorias en Cuba, complejidades del país, y, sin pretender explicar todo lo que pasa en Cuba, hay determinadas preguntas que un europeo se hace para las cuales podemos darle tres o cuatro claves informativas. 

 
 
 
 
AIUR diseinu&diseño