euskadicuba.org
 
indice e-c
 
 
 
 
 
 
 
2050
emakumeak
NOTICIAS
konpai
news
materiales
tas tas
escritos

 


Zona para socios/as
Bazkideentzako gunea

 
 

BILBAO
Prim 43
48006 Bilbao
telf.: 94 415 11 07
e-mail

VITORIA - GASTEIZ
Casa de Asoc. Simone de Beauvoir. San Ignacio de Loyola 8, 3º - oficina 4

01001 Vitoria - Gasteiz
telf.: 945 24 49 86

e-mail

 
 
  4 / 2 / 2011  
Noticias de Euskadi-Cuba / Euskadi-Cubako berriak

Tomás García, de Euskadi-Cuba, en El Correo, sobre sucesos en Álava

 

Sin ser caribeño, Tomás García, de la asociación Euskadi-Cuba, ha visto siempre «armonía entre todos, a pesar de que piensen diferente respecto a su país. No vienen por política, sino por economía».

Conmoción entre los cubanos residentes en Álava

Francisco Góngora y Daniel González - El Correo (Vitoria-Gasteiz).- La trágica muerte de dos compatriotas en circunstancias tan dolorosas ha conmocionado a la pequeña comunidad cubana en Álava, en torno a unos 350, muy poco acostumbrada a la violencia de género -luego descartada como móvil- en un país donde apenas se registra. Un grupo de inmigrantes amigos de la familia Rodríguez siguió minuto a minuto lo que ocurría una vez que la Ertzaintza acordonó el bloque de viviendas de Lakuabizkarra donde sucedieron los hechos con la intención de apoyar al hijo de la pareja y a su familia.

A pesar de esa solidaridad espontánea y de que son pocos, no han logrado unirse en una asociación como otras comunidades iberoamericanas. Lo han intentado, pero una especial idiosincrasia, los enfrentamientos en torno al régimen castrista, una manera individual de emigrar y los lazos sociales con grupos nativos impiden que germinen los colectivos. «La gente se busca la vida muy individualmente. Somos muy variopintos», asegura Francisco Luis Hernández, con 8 años de estancia en la capital alavesa. «Deberíamos unirnos, pero cada uno vive entre su trabajo y su familia, sin tiempo para nada», afirma Israel Sánchez, de 51 años, profesor de gimnasia con casi 20 de residencia y casado con una española.

Sin ser caribeño, Tomás García, de la asociación Euskadi-Cuba, ha visto siempre «armonía entre todos, a pesar de que piensen diferente respecto a su país. No vienen por política, sino por economía».

En lo que coinciden todos es en sentirse más queridos y mejor acogidos que cualquier otra nacionalidad iberoamericana. «Se nota. Yo lo siento cuando hablo con españoles. No creo que sea sólo por la historia común y la revolución. Nos ven como buenos trabajadores y lo somos», dice Ramón González, que se gana la vida como repartidor.

 
 
 
 
AIUR diseinu&diseño